Realeza

Por qué el bautizo de la princesa Eugenia rompió con los protocolos de la monarquía británica

Eugenia de York bautizó a su primogénito el pasado 21 de noviembre, y aunque fue un hecho inusual porque la ceremonia fue compartida con su primo Lucas Tindall, no fue tan sorprendente como el de ella en 1990.

Por Alejandra Vera

- 24 de Noviembre de 2021 - 11:36 hs
Por qué el bautizo de la princesa Eugenia rompió con los protocolos de la monarquía británica

Por qué el bautizo de la princesa Eugenia rompió con los protocolos de la monarquía británica (Instagram)

El pasado 21 de noviembre la princesa Eugenia y Zara Tindall llevaron a cabo el bautizo de sus hijos. Un hecho interesante porque fue la primera ocasión en que dos nietos de la reina Isabel II se presentan de manera simultánea. Sin embargo, este no ha sido el bautizo más extraño en la familia Windsor, ese lugar es para Eugenia de York.

En el año de 1990 el príncipe Andrés y Sarah Ferguson bautizaron a su segunda hija, Eugenie Victoria Helena. La celebración no salió como estaba planeada ni como tradicionalmente se presentan a los bebes de la realeza, y una serie de infortunios rodearon todo el festejo de la hermana menor de Beatriz de York.

Puedes leer: Qué esperar del bautizo de Lilibet Diana

El primer de estos hechos se debió a la edad de la niña, y es que normalmente los bautizos se lleva a cabo alrededor de los tres o cuatro primeros de nacimiento. Eugenia de York fue presentada ante Dios a los nueve meses, cuando su padre, Andrés de York, hizo un espacio en su apretada agenda laboral como oficial de vuelo naval.

En cuanto al lugar, los bebés reales generalmente se bautizan en alguna capilla del Castillo de Windsor. Sin embargo, el gran día de la princesa Eugenia fue parte de un servicio dominical normal en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham. Cosas fascinantes que no han de haber agradado tanto en su momento, a la reina de Inglaterra.

Y aunque la pequeña si utilizó el tradicional vestido de encaje real Honiton, que se hizo para la hija de la reina Victoria en 1841, parece que no le gustó mucho, porque la hija de 'Fergie', como sus amigos llaman a Sarah Ferguson, lloró por más de 15 minutos, preocupando tanto a familiares como asistentes al recinto.

"La princesa Eugenia Victoria Helena, segunda hija del duque y la duquesa de York, superó incluso al órgano de la iglesia durante su bautismo de 15 minutos, una ceremonia del 23 de diciembre que fue inusual tanto en su momento como en su sitio", publicó la revista People en un artículo en 1991.

Ya que la celebración se realizó fuera de las instalaciones de las casas reales, es probable que tampoco se haya empleado la pila bautismal de plata dorada fue encargada por la reina Victoria y el príncipe Alberto en 1840 y desde entonces se ha utilizado en bautizos reales, llamada 'Lily Font'.

Esta pieza pocas veces ha salido del Castillo de Windsor, de hecho, la pieza de valor incalculable salió de Londres por primera vez en 2015 para el bautizo de la princesa Charlotte en la Iglesia de María Magdalena en Sandringham. Pero es poco probable que vuelva a salir del país, si fuera el caso que el príncipe Harry la solicitara para su hija Lilibet Diana.
 

Síguenos en

En esta nota

  • Princesa Eugenia
  • Andrés de York
  • Sarah Feguson

Alejandra Vera

Redactar se ha convertido en una bonita forma de expresar mi pensar. Trabaje como reportera en un diario de Pachuca, Hidalgo. Posteriormente me integre al área de comunicación social en gobierno. La versatilidad es uno de mis fuertes, por lo que también apoye a una constructora. A mis 30 años me considero independiente, fuerte e inexperta, por lo que aprendo a vivir un día a la vez.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las celebridades, glamour y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Realeza