Realeza

Las fotos más extrañas de la boda de Lady Di y el príncipe Carlos

El matrimonio de la princesa Diana con el príncipe Carlos podría ser el más famoso y publicado de la historia. Desde su anuncio hasta su final, la relación entre los príncipes de Gales dio de qué hablar y así sigue siendo hasta la fecha. 

Por Nancy Villarreal

- 02 de Diciembre de 2021 - 12:47 hs
Las fotos más extrañas de la boda de Lady Di y el príncipe Carlos

Las fotos más extrañas de la boda de Lady Di y el príncipe Carlos (Especial Instagram)

La noticia del matrimonio de la joven Lady Diana Spencer con el soltero más codiciado de su época, el príncipe Carlos, emocionó a todo el pueblo del Reino Unido y se convirtió en el evento real más esperado de la historia. La imagen de toda la capital inglesa cambió cuando llegó el gran día de los futuros príncipes de Gales. 

Fue el 29 de julio de 1981 cuando se celebró el conocido como la "Boda del Siglo" en la catedral de San Pablo de Londres. Miles de personas salieron de sus casas y se reunieron en los alrededores de este recinto y del palacio de Buckingham para ser testigos aunque sea lejanos del momento de la boda de la princesa Diana y Carlos de Gales

Puedes leer: Monarquía británica debería terminar con el reinado de Isabel II, piden pueblos africanos

Desde la fecha de su compromiso, el príncipe Carlos y Diana se mantuvieron en el centro de los reflectores y cámaras; sus pasos eran seguidos mientras acudían a los ensayos de la ceremonia y a las pruebas del vestido de novia en el caso de la futura princesa de Gales. Un detalle que también llamó la atención de todos, fue el peculiar anillo de compromiso que pasaría a la historia por ser demasiado barato.

El día que la reina Isabel II le dio a su hijo su consentimiento para que se llevara a cabo su matrimonio quedó plasmado en una fotografía un tanto extraña tomada al interior del Palacio de Buckingham, pues todas las personas que aparecen en ella, se ven demasiado tensos y un tanto incómodos. 

Calles y una iglesia abarrotadas

Con banderas, carteles y globos que tenían la imagen de los novios reales, la sociedad inglesa se alineó en las calles de la capital inglesa, dejando claro esta unión matrimonial les daba esperanza y alegría. El amor por la princesa Diana se sintió desde el día que se integró oficialmente a la Familia Real Británica

El camino recorrido al lado de su padre

Lady Diana caminó hacia el altar tomada del brazo de su padre, John Spencer, el VIII conde Spencer. Aunque el rostro de la novia estaba cubierto por un delicado velo, no fue difícil ver su rostro serio y un tanto nervioso mientras se dirige a su nuevo destino. La princesa usó las joyas de su familia en su gran día, incluida su tiara. 

 El beso en el balcón de Buckingham

En el marco de los nervios normales en el día de la boda de uno, a los príncipes de Gales se les olvidó besarse al interior de la iglesia, pero enmendaron su error cuando salieron a saludar a su pueblo en el balcón del Palacio de Buckingham, donde se besaron, iniciando así una tradición de las bodas reales

Riendo con la reina Isabel II

Ya casada con el príncipe Carlos, la princesa Diana era un miembro más de la realeza británica y parecía el comienzo de un cuento de hadas para ella, pero no fue así con el paso de los años. Su relación con la monarca británica se puso en tela de duda en diversas ocasiones, a pesar de que existe una foto en la que están riendo juntas aquel día de julio de 1981.

Puedes leer: El hermoso vestido nacional de la representante de Croacia en Miss Universo

Síguenos en

En esta nota

  • Lady Di
  • Carlos de Gales
  • Boda real

Nancy Villarreal

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las celebridades, glamour y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Realeza

Síguenos