Chic

La elegancia es una cuestión de actitud, no de dinero o prendas costosas, según experta 

La elegancia es un estado de ánimo, ante todo. Es una cualidad mágica que una mujer puede poseer sin importar de dónde venga, su estado financiero o su carrera. Yves Saint Laurent, uno de los diseñadores más importantes de mundo expresó: "Sin elegancia de corazón, no hay elegancia"

Por Sol Sánchez

- 19 de Septiembre de 2021 - 16:35 hs
La mujer elegante busca ser auténtica

La mujer elegante busca ser auténtica

Aceptémoslo cuando hablamos de elegancia de inmediato pensamos en mujeres con prendas costosas, de diseñador o zapatos que sus precios son muy elevados y no necesariamente. Tonya es una bloguera que tiene años estudiando la elegancia School of Self Image y desde hace años estudia busca dar respuesta a la pregunta, qué es ser elegante. 

La bloguera detalla que lo que ha descubierto en este largo camino es que contrariamente a las creencias populares, la elegancia no se trata de ponerse perlas y hablar con acento británico. Tampoco se trata de tener mucho dinero, coches lujosos o prendas extremadamente costosas. De hecho, puedes tener cualquier estilo bohemio, clásico o vaquero y puedes ser elegante.

Tal vez uno de los descubrimientos es que la elegancia es contraria a la violencia, la vulgaridad y los excesos, que muchas veces tienen que ver con nuestro comportamiento hacia los otros, que no son nada respetuosas y el querer minimizar a otras personas por ser diferentes y auténticas. 

 

 
 

Estas actitudes vienen del miedo y la envidia, que son tan humanos, pero si no se manejan de forma positiva nos dañaran profundamente. La idea es trabajar en la aceptación personal y saber que hay situaciones que nos hacen menos elegantes.

Según la experta cuando hacer una pausa por un momento y respirar profundamente allí empieza la elegancia. Ella nos comparte otras actitudes elegantes que no tienen que ver con el dinero o la ropa.

Te puede interesar: Seis consejos para ser una mujer elegante

La máxima que ha encontrado es que la elegancia es un estado de ánimo, ante todo. Es una cualidad mágica que una mujer puede poseer sin importar de dónde venga, su estado financiero o su carrera. Yves Saint Laurent, uno de los diseñadores más importantes de mundo expresó: "Sin elegancia de corazón, no hay elegancia”.

Las mujeres elegantes no pierden el tiempo en la toxicidad de las redes sociales

Claro que es importante tener redes sociales en este tiempo y más porque nos comunicamos con nuestros seres queridos. Pero, perder horas desplazándose por ellos y ser absorbida por la madriguera de artículos, videos y drama que muchas veces se convierten en situaciones complicadas. Es decir en la red hay gente que solo quiere sacar el odio que siente hacia alguien o algo. Lo que se puede hace es reportar estas actitudes.

Si pasas gran parte de su día en las redes sociales, piensa en cómo podría usar mejor su tiempo: aprender un nuevo idioma, ver que tienes en tus armarios, leer un libro, pasar tiempo de calidad con su familia, escribir,  trabajar en un proyecto paralelo, la jardinería o pasear a tus mascotas. También puedes descansar o ver esa serie de Netflix que triunfa en el mundo entero. Podemos limitar un poco el tiempo en la red y vivir más en el mundo real.

No se obsesionan con los que hace el resto

A una mujer elegante no le importa lo que los demás hacen. Ella, crea, disfruta y le encanta mirar si toma un curso o hace ejercicio. Y es que mayoría de las personas se obsesionan con las acciones de los demás porque tienen miedo de perderse algo o por envidia. No podemos obsesionarnos con los otros, ni controlarlos, es hora de tomar las riendas de nuestra vida.

No intentan controlar a los otros 

Las mujeres elegantes no intentan cambiar el comportamiento de otras personas, eso es querer control y una máxima budista dice que un individuo no puede controlar las situaciones, solo lo que sale por su mente y boca. Y querer que otro actúe de tal o cual forma no es posible, por lo que no pierde el tiempo intentándolo. En cambio, se concentra en mostrarse como la mejor versión de sí misma, teniendo límites en torno a lo que aceptará y no aceptará y permitirá que las personas sean quienes son.

El resultado es que ella toma el control de su propia vida emocional. Sabe que la única persona que puede hacer que sienta algo es ella misma. Esto igual aplica en el como deja que te afecten las críticas malsanas, no dejes que te dominen.

Una mujer elegante no hace alarde de lo que posee 

Piensa en personas que han utilizado este posición para ayudar a otros como Lady Di, si bien la recordamos como un icono de a moda, ella hizo algo muy bueno para las personas con VIH que en los ochentas y noventas vivían rechazados, ella contribuyó a que no hubiera tanta desinformación. 

Al contrario de un reciente caso de una exconductora que en sus redes presumía de viajes, prendas y una serie de lujo, pero actualmente es investigada por delitos. 

Sigue leyendo: Mujer elegante: cómo vestir con ese aire parisino que a todas nos encanta, según expertos

Síguenos en

En esta nota

  • mujer elegante

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las celebridades, glamour y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Chic